5 acciones para que tu red de contactos crezca

Antonio Montoya/ Orientación Laboral, Reclutamiento y Selección

Un pilar fundamental para cualquier profesional es la red de contactos. Esta herramienta se asocia con la búsqueda de empleo pero lo cierto es que se puede aplicar más allá de eso. Se trata de una red de relaciones que favorece la creación de oportunidades y posibilidad de mejora en el entorno profesional.

Tener una buena red de contactos puede marcar la diferencia entre desarrollarte o no en el mercado laboral


Te daré una definición muy gráfica. Imagina un circulo con miles de puntos interconectados entre sí y uno de esos miles de puntos eres tú. Así de simple y compleja es una red de contactos.


Te habrás dado cuenta que no todos los puntos tienen el mismo recorrido, proximidad o alcance. Existen distintos niveles y relaciones en tu red de contactos.

¿Qué quiero decirte con todo esto?. No todos nuestros contactos tienen las mismas características, ni tienen la misma vinculación con nuestros objetivos profesionales pero si es posible que navegando por esta red podamos «dar» con los contactos adecuados para nuestros objetivos.

Tipos de red de contactos

Es importante comprender que podemos optar por distintas estrategias a la hora de crear nuestra propia red de contactos. El tipo de nuestra red de contactos dependerá mucho del objetivo profesional que quieras conseguir.

Podemos enforcar nuestra red de contactos desde dos perspectivas distintas:

Red expansiva consiste en incorporar en tus relaciones todo tipo de perfiles que puedan ayudarte en cualquier momento. Esta red la compone cualquier contacto que haya podido coincidir contigo en tu trayectoria profesional. Esta estrategia no está vinculada directamente a tus objetivos. Como beneficio podemos destacar la diversidad de recursos a la que se puede acceder ya que se tienen contactos en distintas áreas.

Red nodal o street-smart networking centra el zoom en aquellos contactos que guardan una estrecha relación con tu perfil profesional y objetivos. A diferencia de la red expansiva es una red menos cuantiosa pero de más calidad para conseguir tus objetivos. El beneficio principal es que tus contactos tienen más influencia en el sector al que te orientas. 

En tu red de contactos encontrarás muchas conexiones pero no todas te llevaran a cumplir tus objetivos profesionales. Por lo tanto, es importantísimo, antes de tomar una decisión sobre la estrategia que vas a utilizar primero definas cuales son esos objetivos. Mi compañera Gema Jimenez, orientadora laboral, nos habla de como construir nuestros objetivos profesionales en su publicación: Qué es un objetivo profesional y por qué debes tenerlo claro

Networking

Partiendo de la premisa que cerca del 75% de las ofertas de empleo no se publican y forman parte del mercado de ofertas ocultas es necesario apostar por la creación de relaciones.

El objetivo no es crear una red de contactos para que «nos den un puesto de trabajo» sino para estar conectado con nuestra profesión y nuestro sector.

Cuando hablo de networking me gusta hablar de dos tipos. Por un lado distingo el networking face to face y por otro el virtual. Aunque el fin sea el mismo: interactuar, el medio es distinto.

Networking virtual en la era digital no podemos no hacer uso de este medio. Si hacemos la comparativa entre profesionales que no hacen uso de ella frente aquellos que si la utilizan podríamos observar como quienes la aplican tienen una red de contactos mucho mayor. 


La teoría de los 6 grados viene a decirnos que todos estamos conectados con una extensión máxima de 6 contactos entre nosotros. Llevados a un ejemplo práctico esta teoría dice que para que pueda contactar con Barack Obama hay 6 contactos como máximo. Pues bien, con la virtualización esto se reduce a 0 personas, puedo escribirle directamente a su cuenta de Twitter.


Así de sencillo es hoy en día establecer contacto con cualquier persona y con esta herramienta es todo un lujo. El beneficio principal es que se puede acceder a cualquier profesional que use una red social como por emjemplo Linkedin.


El face to face es cosa de contacto humano
. Se trata de desvirtualizar a nuestros contactos. Es muy importante tener dominio y alta capacidad de nuestras habilidades sociales, comunicación y el trato interpersonal. Estas tres competencias son muy valoradas en el mundo profesional. 


Este apartado para mí es el más importante. Aplicar el face to face es necesario para darle calidad a mi red de contactos. Muchos profesionales descuidan este tipo de interacción y no consolidan lazos fuertes permaneciendo siempre en un segundo plano.

Como trabajar nuestra red de contactos

Aunque suene un poco cursi nuestra red de contactos es como una maceta que tenemos que regar todos los días. Necesitamos invertir constantemente un poquito de tiempo para mantener nuestras relaciones interpersonales.

Aquí van unos tips para que potencies tu red:

Ayuda desinteresadamente a tus contactos cuando lo necesiten. Esto aporta valor a la relación.

✅Piensa en una relación en la que ambas partes salgáis ganando, el famoso win-win, esto son los pilares de una buena relación.

Relaciónate, busca eventos que sean de tu interés, asiste, e intercambia opiniones. Aprovecha estos acercamientos para ir sembrando oportunidades de futuro.

✅ Hay que trabajar una marca personal, una forma rápida, y de mayor difusión, es a través de las redes sociales, aprovecha esta oportunidad para que sepan los demás, qué haces, cómo lo haces, y cuáles son tus valores.

Muéstrate accesible y visible para tu red de contactos.

Y lo más sorprendente e importante, cree en tu trabajo. Surgirán oportunidades de pequeñas acciones que vayas realizando, gracias a tus interacciones, que finalmente te llevarán a un buen resultado.


Antonio Montoya

Recursos humanos, selección, formación y desarrollo profesional

close
¡Suscríbete y recibe información útil para ti!
Compartir esta entrada