Descubre cómo un candidato puede ayudarte en tu trayectoria profesional

Antonio Montoya/ Orientación Laboral, Reclutamiento y Selección

Se suele tener la premisa errónea que un candidato tiene un tiempo efímero en tu trayectoria laboral. Alguien que pasa por ahí y punto. La verdad, es que no hay nada más lejos de la realidad. Un candidato puede ayudarte en tu trayectoria profesional como tú a él, por más rara que te parezca esta afirmación.

El mercado laboral esta interrelacionado. Mucho más de lo que podamos llegar a pensar. Esto se traduce, para entendernos, que la persona que hoy estás entrevistando quizá mañana sea quien te entreviste a ti. ¿Ahora me explico mejor verdad?

Teniendo encuenta esta situación, deberías de empezar a ser consciente de lo que trasmites al candidato que tienes delante, del cliente que demanda tus servicios, cómo te relaciones con tus compañeros, colaboradores y socios que pasen por tu trayectoria profesional.

El mercado laboral español tiene un hándicap, y ese hándicap es la temporalidad y alta rotación de sus empresas. Esta situación nos obliga a no descuidar nuestra empleabilidad e intentar crear colaboraciones y alianzas candidato – reclutador.

 

Me llaman para una entrevista

Un día recibo una llamada para formar parte de un proceso de selección. Imagínate la satisfacción que te llamen para optar a un puesto que te apasiona. Muy contento, acepto la entrevista y agendamos una fecha para reunirnos.

Inicio mi proceso de pre-entrevista donde investigo a la empresa, busco información de quien me va a entrevistar, reviso mi cv, y busco la oferta en la que me inscribí porque en ese momento no lo recuerdo.

¡Sorpresa! No hay oferta para ese puesto de trabajo.

Aquí comencé a pensar cómo me habían encontrado. Tracé varias hipótesis:

1. Me inscribí en una oferta anterior

2. Alguien me ha recomendado

3. Me han encontrado en LinkedIn. Esta era la que más posibilidades tenía.

Ante la duda, decidí no dedicarle más tiempo a esta cuestión. En la entrevista esperaba saber cómo habían encontrado mi perfil.

Un reclutador nunca deja de ser un candidato

Posiblemente lo estés pensando, y sí. Me convertí en candidato.

 

En la entrevista

Aproveché este espacio para preguntar por qué se habían interesado en mí. Me contestaron, muy meticulosamente, dándome todos los motivos por los que creían que podía desempeñar ese puesto.

Y llegó la pregunta del millón ¿Cómo me habéis encontrado?

Pensé, en ese momento, que iban a decir «Hemos visto tu perfil de LinkedIn» pero me equivoqué. Me comentaron «fue gracias a las recomendaciones que hizo una persona que entrevistaste y (nombre de un contacto)»

Mantuvieron el anonimato de ese candidato, a pesar de mi interés por saberlo. Nunca supe quien fue.

Finalmente, la organización y yo no colaboramos pero esto no es lo importante se esta historia.

 

¿Por qué hablo de la historia de este candidato?

Esta no es la historia de un reclutador que encontró trabajo. Es la historia de un candidato, anónimo, que recomendó a un reclutador para un puesto de trabajo.

Nunca supe quien fue este candidato, tampoco tengo la ligera sospecha. Investigué los contactos del reclutador en LinkedIn, y llevé a cabo otras acciones que no dieron ningún resultado.

Me parece una situación muy atípica, donde, un reclutador, un servidor, que cuida de la experiencia de los candidatos y uno de ellos decidió devolverle con la misma moneda.

Esta pequeña historia puede ayudar a crear más conciencia sobre la importancia de crear relaciones de colaboración y olvidarnos del posicionamiento jerárquico que podemos ocupar en ciertos momentos de nuestra trayectoria profesional.

 

¿Qué me hizo sentir este candidato?

Hoy me he acordado de ese momento, y quería compartirlo contigo por los motivos que te voy a contar.

1. Las ocasiones están en todos lados. Fíjate, de una situación que ni recuerdo me surge una oportunidad laboral, lo mismo te puede ocurrir a ti.

2. Me sentí muy satisfecho por mi trabajo. Saber que cuido de la experiencia de los candidatos es síntoma de que desempeño un trabajo de calidad.

3.Tuve un feedback de cómo trato a mis candidatos. Voy a ser sincero, es muy frecuente que los candidatos te agradezca el trato que has tenido con ellos, más aún cuando les mantienes informados en todo momento y solventas todas las dudas que les surgen.

4.Fui consciente que existe una red de contactos que no la percibimos/conocemos y surgen cómo consecuencia de cómo tratamos a los demás. Tendré que ponerle un nombre a este fenómeno si no la tiene ya. Lo importante es que me hice consciente de ello.

5. Es importante que si piensan en mí sea para bueno y esta puede ser una buena herramienta para mi marca personal.

 

Mi reflexión de todo esto

Pocas veces uno se siente tan bien recompensado por su trabajo que cuando evalúa a un candidato y este es el que le recomienda.

Muchas veces no sabes (sabemos, me incluyo) lo importante que es generar una red de contactos hasta que inicias una búsqueda de empleo o necesitas algo muy necesario para tu trayectoria laboral.

¿Alguna vez te has encontrado con una situación como esta? ¿Crees que es importante tu marca personal/cómo piensan en ti? ¿Has tratado bien a alguien y te lo han devuelto?

Te leo en comentarios

 

Antonio Montoya
Empleabilidad y psicología

close
¡Suscríbete y recibe información útil para ti!
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*