Un nuevo compañero de trabajo: El COVID-19

Antonio Montoya/ Orientación Laboral

Sin duda la noticia de este 2020 es la pandemia del coronavirus (COVID-19) y el impacto que está teniendo en nuestra vida cotidiana. Desde que saltó la noticia en diciembre de 2019, hasta el día de hoy, las medidas que se han aplicado no han dado resultado a la hora de detener el avance del COVID-19. Nos enfrentamos ante algo que ni los propios expertos han podido controlar y que al parecer va a convivir con nosotros las próximas semanas. 

En las últimas horas se está observando un aumento de casos en España y a nivel mundial. Los próximos días serán decisivos para saber si las medidas que estamos aplicando, como la de #quedateentucasa, están siendo efectivas en la contención del virus. Puedes hacer un seguimiento de la evaluación de los casos desde la aplicación que nos facilita Johns Hopkins

El COVID-19 ha impactado de lleno en nuestro mercado de trabajo generando una mayor demanda de puestos en ciertos sectores. Manpower, durante la pasada semana, ha tenido abierta una una posición en Madrid para reclutar más de 200 teleoperadores/as con el fin de dar asesoramiento y atención a los pacientes. Los hospitales también se han visto obligados a reforzar sus plantillas incorporando más enfermeros/as, celadores, conductores de ambulancia y demás cuerpos sanitarios. Fuera de lo sanitario también hay sectores como el de la limpieza, alimentación, y el transporte que están reclutando trabajadores para dar servicio a la demanda.

No hay duda que el virus ya ha comenzado a manifestarse en la economía mundial donde podemos ver como varias multinacionales están cerrando durante varias jornadas en números rojos como es el caso de BBVA, Repsol y Santander en el IBEX 35. Aun no se sabe con certeza que ocurrirá pero todo apunta a una recesión global.

No podemos saber con certeza el impacto que supondrá el COVID-19 en nuestra economía, y no creo que nadie pueda predecir con certeza en que situación nos encontraremos dentro de dos meses.

En situaciones tan sensibles como la que estamos viviendo tenemos que ir paso por paso y no estar pensando constantemente en las consecuencias más desastrosas, tenemos que enfocarnos en nuestro próximo paso. En los próximos días tendremos que convivir con COVID-19 y las empresas deberán de gestionar esta situación si quieren sobrevivir tras el paso de este nuevo empleado.

¿Cómo afrontar el COVID-19?

Son días de Histeria colectiva, lo sé, lo estamos viviendo. Calles vacías durante el día, trafico fluido en horas puntas, noticias poco optimistas, y un largo etcétera de situaciones surrealistas.

Ante todo, esto es una situación nueva para todos en la que se está manifestando la incertidumbre. La incertidumbre trae consigo miedo, preocupación y estrés, algo muy normal en estos días, pero no podemos dejarnos llevar por el pánico. Tenemos que relativizar los datos, a fecha de 16/3/2020 a las 19:31 los casos por contagio del COVID-19 es de 9428 en España, es decir el 0.0002 de la población está infectada. 

Hasta que no te comunique un profesional sanitario que estás infectado no empieces a sobrepreocuparte y sigue las instrucciones que nos indican desde el ministerio de sanidad Consumo y Bienestar Social o fuentes oficiales. Mientras puedes adoptar algunas medidas como:

  • Si las informaciones que estás leyendo sobre la pandemia te suponen malestar desconecta por un rato de tanta información. La sobreinformación satura. Acude solo a fuentes oficiales.

  • Acepta todas emociones que te surjan durante estos días. Comparte esos pensamientos. Tienes a tu disposición distintos medios para hacerlo (whatsapp, teléfono, RRSS…)

  • No compartas o difundas bulos que no provengan de fuentes oficiales. Piensa que esa información la leerá alguien que se encuentra en situación de tensión.

  • Con el teletrabajo en nuestro hogar se juntan dos pilares de nuestra vida en el mismo espacio: Trabajo y familia. Debemos separar estos dos espacios. Tan sencillo de decir y tan difícil de aplicar: delimitando el horario de cada actividad.

Si quieres comentar algo sobre tu situación o pedir asesoramiento estoy a tu disposición aquí.

¿Qué 3 medidas adoptar en las empresas ante el COVID-19?

Algunas de las medidas que pueden adoptar las empresas es posible que a más de un empresario o director de recursos humanos le dé dolor de cabeza solo con pesarlo. Con la aparición de este nuevo compañero: COVID-19 la situación requiere decisiones valientes enfocadas en la protección y conservación del capital humano.

Son varias las medidas que pueden adoptar las empresas. Puede que estés pensando en un ERE y/o en un ERTE como solución a todos los problemas pero lo cierto es que no quiero ir por ese camino. Esa sería la opción fácil y no la correcta para muchos casos. Antes de llegar a ese punto soy partidario buscar el punto intermedio en el que empresa y trabajador se vean igual de beneficiados y de perjudicados. 

Teletrabajo

Esta medida choca con la mentalidad de los gerentes presencialistas en el que quieren tener en todo momento contacto visual con los empleados. Como decía al inicio debemos olvidar muchas de las costumbres de la empresa y tomar decisiones dando prioridad a la seguridad de nuestro capital humano. 

Con la digitalización en los puestos de trabajo están preparados para trabajar en remoto. ¿Por qué no ofrecer a los trabajadores la oportunidad de hacerlo?. No hay mal que por bien no venga, quizá esta sea una prueba piloto para posteriormente implantarlo en la organización.

Modificación de vacaciones por acuerdo colectivo o acuerdos individuales

No todos los trabajos pueden desempeñarse mediante un ordenador o en remoto. Por ejemplo un puesto de operario de almacén o un carretillero,¿Que hacemos con estos puestos de trabajo?

Podemos optar por acordar ahora las vacaciones de los trabajadores y comiencen a disfrutarlas en estos momentos (artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores).

Adaptación de la duración y distribución de la jornada

A tenor del Artículo 47.2 Estatuto de los trabajadores La jornada de trabajo podrá reducirse por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción con arreglo al procedimiento previsto en el apartado anterior. A estos efectos, se entenderá por reducción de jornada la disminución temporal de entre un diez y un setenta por ciento de la jornada de trabajo computada sobre la base de una jornada diaria, semanal, mensual o anual.

En algunos casos la empresa puede tener la necesidad de reducir horas a ciertos trabajadores y estos estar de acuerdo en que se les reduzcan horas para conciliar, continuar con formaciones E-learning, u otros motivos.

Al paralizarse la actividad en los centros educativos es posible que los progenitores de las familias biparentales* tengan que coordinarse para el cuidado de los menores. Puede ser una buena oportunidad para que empresa y trabajador se sienten y lleguen a un acuerdo.

Como prevenir el COVID-19

Por conciencia social, por respeto por los demás, o por lo que quieras, pero sigue las instrucciones que se indican desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Observando las consecuencias que provoca el COVID-19 y lo sencillo que es aplicar estas medidas preventivas puedes aportar más de lo que te piensas evitando el contagio a tus compañeros de trabajo.

La higiene es la clave para no trasmitir el COVID-19. Tú puedes evitar que continúe la pandemia. 

*Existen muchos tipos de familias que están al cuidado de los menores: Extensa, monoparental, reconstituidas, entre otras. 

Antonio Montoya
Recursos humanos, selección, formación y desarrollo profesional

close
¡Suscríbete y recibe información útil para ti!
Compartir esta entrada